back to Leona
Antonio Torres 1856 "La Leona"

Sevilla, Spain
            La  historia de „ La Leona “  de Don Antonio de Torres. El  Espanol  Antonio de Torres  (  nacido en 1817 en La Canada de San Urbano cerca de Almería, fallecido  en 1892 en Almería )   fue uno de los guitarreros más importantes. Tras aprender la artesanía de carpintero  se trasladó a  Sevilla en 1845. Allí iba a ver los talleres de los guitarreros del entorno , donde también encontró instrumentos de famosos  constructores anteriores. No tenía   maestro en sentido estricto.  Su amigo Julián Arcas ( 1832 – 1882 ) ,en aquel entonces  el guitarrista   de concierto más famoso, le aconsejó  abrazar el ofício de constructor de guitarras. Su carrera   professional  empezó cerca de 1850.  La detenida desripción de su vida y obra  debemos a la biografía  de José Romanillos de 1987.                   Torres continuó desarrollando los elementos estructurales de la guitarra  de manera ingeniosa,    hasta que llegó a una acústica unidad armónica, que se convirtió en modelo y ideal  para el futuro:  la forma del mango, forma y  talla  de la tapa y caja, el abombado de la tapa muy delgada,  varetaje de la    tapa con un abanico de cinco a nueve , normalmente siete  varillas,  tiro de cuerda  de 65 cm.  
La forma de un 8 de la tapa y de la caja no equivale a recortes de un círculo o una elipse, más     bien se podría  denominarla  una forma de eslabónes.  Alrededor de 1800 se publicaron una investigación física de cómo vibran placas de vídrio de varias formas ( se desconoce, si Torres la conociera), según lo cual  la forma de un 8 es la que tiene las frecuencias más fuertes y armónicas. Además las guitarras de Torres se distinguen  por una ingeniosa afinación de la tapa y del fondo. Si  estos caban uno al otro en sentido acústico, resulta un carácteristico sonido vigoroso, como de campanas, con larga proyección.                      
En 1869/70  Torres volvió a Almería.  Por problemas económicos dirigía allí una tienda con      cosas de China  y  fabricó  tan sólo pocos instrumentos, hasta que a partir de 1883 volvió a  dedicarse al pleno ofício guitarrero.                      
El sonido de los instrumentos de Torres se caracteriza por profundidad, majestad de los bor-      dónes, vigor interior, transparencia en todas posiciónes, calidez y  amplia proyección.  El  pasa del mero carácter guitarrístico y es abierto a  todas épocas estilísticas de la musica.

Los instrumentos de Torres  tocaron en su  tiempo y ulteriormente los primeros guitarristas de concierto:  Julián Arcas,  Francisco Tarrega, Miguel Llobet, Emilio Pujol  y otros.  Ellos inspiraron a los músicos y entusiasmaron  a los oyentes y  contribuyeron esencialmente a valorar  la guitarra clásica como un instrumento serio. Unos guitarristas de hoy como Wulfin Lieske y Stefano Grondona se han dedicado  intensivamente a los instrumentos de Torres  y  así  el público puede volver a experimentar su mundo de sonidos -  120 – 150 anos despues de  su formación.

Erhard Hannen
top